10/27/2008

Compañera

La soledad
anida en el polvo de la cortina
en el sepia de las fotografías
Preparando café para las noches de insomnio

Ella
vieja amiga de borracheras sin sentido
que sólo humedecen penas
que entrada la mañana
te atrapan en su niebla infinita

Esa
que cuenta los segundos del reloj
trenzando las hebras del tiempo
en un gran ovillo
que guarda debajo de tu cama
y aunque tires y tires
nunca terminas de desenrollar
como los sueños
los miedos
La ausencia

La soledad
Relatora de tanto silencio

2 comentarios:

Marina dijo...

holi... me gustó mucho el poema, debo decir que me siento identificada con los versos... creo que lloraré... bello... bello

saludines

os amo os adoro

Marina dijo...

holi... me gustó mucho el poema, debo decir que me siento identificada con los versos... creo que lloraré... bello... bello

saludines

os amo os adoro