12/16/2007

Reanudo la marcha

El tiempo se acerca lentamente, mis ojos nublados buscan descanso, no consiguen encontrar el camino correcto, es como si los árboles escondieran la senda. Mi corcel galopa hacia los sueños y me lleva a la grupa.
El sol no tuvo piedad, vaciando su odio sobre los pensamientos, pero todo es nada, alguien me espera cruzando La Mancha.
Mis huesos se fortalecen con cada batalla aunque al mismo tiempo la tierra los llame. Duermo para tratar de ahuyentar los gigantes que me habitan, voy blandiendo el farol de unos ojos cubierto con la armadura de un aroma que graba en mis labios aquel nombre, dulce, entrañable, mágico.
El camino me saluda en cada esquina alertando peligros, dejándome guijarros que gritan el nombre de mis enemigos, marcho montado en mi caballo a enfrentar mi destino.
La soledad no es buena consejera, susurra siempre, habla con un tono pavoroso sobre locura y olvido justo cuando el horizonte pregona la venida de un extraño.
Es un hombre de triste figura y andar sereno, al observarlo por un momento, me vi en sus ojos,. No parece hostil y se ve sumido en profundos pensamientos, me preguntó si estaba en el camino correcto para llegar a La mancha.
Su cuerpo se ve golpeado por la lucha , luce cansado, sin embargo sus ojos son una fuente de luz.
El camino a La Mancha será más corto en su compañía, Dios proteja nuestra marcha….

3 comentarios:

Emilia dijo...

No sabía como etiquetar este trabjo, realmente no me paraece haberlo llamdo cuento, bueno, pero ojalá les guste porque sho lo encontré hermoso
besos

Laura dijo...

Propongo : "Divagaciones". Es hermoso y en este momento: premonitorio.
Se os saluda con toda la atención que merecéis

Patricia dijo...

felicitaciones, amiga querida. sury
te felicita besitos a todos y adelante esto es solo el comienzo
que viban los poetas y nuestro taller.