7/05/2008

CASA VACÍA

Sobre 4 paredes
construidas de nieve y roca
puedes ver el esquivo sol
que ilumina otras cabezas
y otros cuerpos


Pero aquì, la luz
hizo mella omisa
a los ruegos de la carne
del alma
y del corazón

Somos como niños desnudos
durmiendo en camas de agua
flotamos en lágrimas de acero

No tenemos piso
no tenemos sillas
o un techo
que nos cobije
o agua
de donde beber
no tenemos
Nada.

1 comentario:

gataloba dijo...

guau
estremecedor el poema, me encantó, es como esas conversaciones ke hemos tenido muchas veces y ke retrata sinceramente y de cuerpo entero,como te sientes
congratuleichons
me encantó